fin-menu-superior

  • image

panelpresidentes

• En países como Alemania, Argentina y Ecuador, no existe una normativa como tal, pero sí se aplican sanciones a las empresas en el caso de que se presente un accidente laboral y la compañía no tenga implementado un sistema de gestión del riesgo.
• Paraguay está iniciando un largo camino en el tema por medio de un convenio entre el Ministerio de Salud y el de Trabajo para medir con exactitud los índices de accidentalidad y tener estadísticas más precisas. Con esto se busca abordar todos los frentes y crear nuevas normativas de gestión del riesgo en ese país.
• Estos temas se discutieron en el marco del 50 Congreso de Seguridad, Salud y Ambiente del Consejo Colombiano de Seguridad, CCS, por los presidentes de las entidades miembros de la Asociación Latinoamericana de Seguridad e Higiene en el Trabajo, Alaseht.

Bogotá, Junio de 2017.- Colombia hace parte del grupo de países del mundo que trabajan bajo sistemas de gestión del riesgo en sus organizaciones. Según Adriana Solano, Presidenta Ejecutiva del Consejo Colombiano de Seguridad, CCS, "Colombia trabaja con un esquema de gestión del riesgo bajo tres pilares; debe ser hecho a la medida de las necesidades de cada empresa, debe ser estructural e involucrar a todos los actores de la organización y los resultados positivos se verán reflejados si existe un liderazgo en el proceso por parte de la alta dirección", puntualizó.
Por su parte el ingeniero Victoriano Angüis, presidente de la Asociación Interdisciplinaria de Salud Ocupacional e Higiene de México, afirmó que en su país es obligatorio por la legislación tener un programa de gestión efectiva del riesgo pero que sin embargo aún hay mucho por mejorar. "De 19 millones de trabajadores y 800.000 empresas aproximadamente al año se presentan 540.000 accidentes e incapacidades. Aún tenemos trabajo por hacer", resaltó.
Dentro de los asistentes al encuentro que se dio en el marco del 50 Congreso de Seguridad, Salud y Ambiente, se resaltó que también hay países del mundo que aunque se preocupan por el tema, aún no lo incluyen en sus leyes. En Alemania, Argentina y Ecuador, no existe una normativa como tal, pero sí se aplican sanciones a las empresas en el caso de que se presente un accidente laboral y la compañía no tenga implementado un sistema de gestión del riesgo.
Finalmente la presidenta del CCS destacó que la implementación de estos sistemas sí funcionan y sí mejoran el funcionamiento de las organizaciones, "muestra de ello es Colombia que hace 30 años implementa en sus empresas el Registro Uniforme de Evaluación del Sistema de Seguridad, Salud en el Trabajo y Ambiente para Contratistas, RUC®, el sistema con mayor reconocimiento para la gestión de los contratistas, adoptado por las empresas contratantes más importantes del país".
Este es un sistema de información y mejoramiento continuo enfocado a la gestión efectiva del riesgo, al cumplimiento de la legislación colombiana y requisitos de otra índole en materia de Seguridad, Salud en el Trabajo y Ambiente (SSTA), que le permite a la empresa, adicionalmente, participar en la búsqueda de nuevos negocios y adjudicación de contratos.
"El RUC® ha logrado consolidar la gestión del riesgo como una ventaja competitiva en el país, generando importantes resultados a través de la optimización de procesos que impactan favorablemente el desempeño de la SSTA:
- Los contratistas evaluados con el RUC®, comparados con la tasa de accidentalidad nacional, tienen unos índices menores al 50% frente a esta tasa.
- Se destaca un aumento del 40% en los niveles de cumplimiento del desempeño de los contratistas en SSTA.
- Las empresas contratistas del RUC® implementan las mejores prácticas en SSTA de la industria.
- Las empresas contratistas RUC® son reconocidas por contratantes y ARL's por su liderazgo en la gestión de SSTA.
- Ha contribuido a elevar los estándares de seguridad y salud brindando bienestar a los trabajadores y demostrando su actuación socialmente responsable", concluyó.
Es de resaltar que durante la ceremonia de instalación del congreso se entregó la presidencia de la Alaseht a Colombia, representada por el Consejo Colombiano de Seguridad.