fin-menu-superior

  • image

 880

El Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo se enfoca en la mejora continua mediante una serie de procesos y etapas donde se involucra toda la organización, la política, la planificación, la aplicación, la evaluación, todo esto con el fin de conocer los riesgos, anticiparlos,  preverlos y controlarlos, para minimizar la afectación en la salud de los trabajadores, generando una mejora continua en las condiciones del trabajo. 

El empleador tiene la responsabilidad de asegurar que sus empleados conocen los riesgos derivados del uso de las sustancias químicas que manipulan.

Evaluación inicial del Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo: identificación de las amenazas y evaluación de la vulnerabilidad de la empresa la cual debe ser anual.

El cumplimiento del programa de capacitación anual, establecido por la empresa, incluyendo la inducción y reinducción para los trabajadores dependientes, cooperados, en misión y contratistas.

Identificación de peligros, evaluación, valoración de los riesgos y gestión de los mismos: el empleador debe adoptar una metodología para la identificación, evaluación, valoración y control de los peligros y riesgos de la empresa, algunos aspectos que se contemplan son:

  • • Actividades rutinarias y no rutinarias.
  • • Actividades internas o externas.
  • • Maquinaria y equipos de trabajo.
  • • Todos los centros de trabajo

Gestión de peligros y riesgos: una vez completada la identificación de los peligros, la evaluación y valoración de los riesgos la organización debería estar en capacidad de determinar si los controles existentes son suficientes o necesitan mejorarse o se requieren nuevos controles.

Metodologías para evaluación del riesgo químico ocupacional

La necesidad de proteger a los trabajadores en sus áreas de trabajo y establecer la exposición ocupacional a factores de riesgo asociados a la peligrosidad de la sustancia y exposición  causantes de la enfermedad profesional conlleva a la elaboración de metodologías que permitan evaluar los diferentes tipos de riesgo especialmente el químico.

La evaluación del riesgo por exposición a agentes químicos pretende alcanzar los mismos objetivos que la de cualquier otro tipo de riesgo:

  • • Decidir sobre la necesidad o no de adoptar medidas preventivas adicionales a las ya existentes.
  • • Determinar la índole de las medidas preventivas que hubiera que adoptar.
  • • Priorizar las medidas preventivas necesarias.

Para esto es necesario:

  • • Determinar si existen agentes químicos peligrosos en el lugar de trabajo y evaluar los riesgos originados por dichos agentes.
  • • Evaluar los riesgos derivados de la exposición por inhalación a los agentes químicos peligrosos, que debe incluir la medición de las concentraciones del agente en el aire o indicar las razones por las que no se considera necesario efectuar  estas mediciones

La primera parte del análisis requiere la identificación de las características de la exposición lo que incluye información sobre la organización, características y complejidad del trabajo, sobre las materias primas y los equipos de trabajo existentes en la empresa y sobre el estado de salud de los trabajadores.

Evaluación cuantitativa

Luego de la evaluación inicial es importante conocer no solamente cuáles son los agentes químicos presentes, sino  también en qué concentración se encuentran, para lo cual, en muchos casos, es necesario realizar una serie de mediciones con una estrategia de muestreo definida, de forma que se pueda obtener una estimación válida y representativa de la exposición real. Posteriormente, se evalúa el riesgo por comparación de los resultados obtenidos con los valores límites establecidos.

La estrategia de la evaluación consta  realmente de dos fases:
• Evaluación de la exposición laboral en la que  a exposición se compara con el valor límite.
• Mediciones periódicas, cuando sean necesarias, para comprobar regularmente si las condiciones han cambiado.

Evaluación cualitativa

Estos métodos calculan el riesgo potencial a partir de la categorización de unas variables.

Las variables consideradas son el peligro, asociado a los agentes químicos, y la exposición potencial, calculada a partir de la cantidad y la frecuencia de utilización.
El objetivo es, a partir de algunas variables, filtrar las situaciones inaceptables que requieren la adopción inmediata de medidas y establecer el orden de prioridad para la evaluación posterior de todas las situaciones de riesgo.

La determinación de la clase de peligro se realiza a partir de las frases R o H, que se pueden obtener de la ficha de datos de seguridad  (FDS) o de la etiqueta, para las demás variables cada método describe los criterios de valoración. 

Para desarrollar este tipo de evaluaciones se han desarrollado múltiples procedimientos, de estos los más ampliamente conocidos son:

  • • El procedimiento desarrollado por el “Health and Safety Executive” (HSE) del Reino Unido, denominado COSHH Essentials
  • • El procedimiento desarrollado por el “Institut National de la Recherche et de Sécurité” (INRS) de Francia.
  • 880 esquema
  • Ambos procedimientos tienen en cuenta ciertas variables, como la peligrosidad de las sustancias químicas y otras relacionadas con la posible presencia del agente químico en el ambiente, tales como la cantidad y la tendencia a pasar al ambiente (volatilidad o pulverulencia), el procedimiento del INRS tiene en cuenta, además, otras variables tales como el grado de confinamiento del procedimiento y la protección colectiva especialmente la eficiencia en la ventilación, variables que tienen influencia en la concentración de la sustancia química  que se puede alcanzar en el ambiente.

    De esta forma, la jerarquización permite clasificar los agentes químicos peligrosos, los lugares de trabajo o las fases que comprenden una tarea o procedimiento que necesitan una actuación prioritaria.

    Como se puede apreciar, los métodos cualitativos usan parámetros que se pueden obtener fácilmente y constituye una buena ayuda para abordar la evaluación de forma planificada y centrada en los riesgos más importantes.

    Unas de las medidas adoptar para le gestión de sustancias químicas:

    1. Eliminación del peligro/ riesgo: Medida que se toma para suprimir (hacer desaparecer) el peligro/riesgo. Como ejemplo, eliminar fuentes de ignición como cocinas, cafeterías etc., que se encuentren cerca a bodegas de almacenamiento de sustancias químicas como gases o líquidos inflamables.
    2. Sustitución: Medida que se toma a fin de remplazar un peligro por otro que no genere riesgo o que genere menos riesgo, Ejemplo: remplazar productos por otros que cumplan la misma función, pero que tengan una toxicidad menor y/o menor impacto sobre el medio ambiente.
    3. Control de ingeniería: Medidas técnicas para el control del peligro/riesgo en su origen (fuente) o en el medio, tales como el confinamiento (encerramiento) de un peligro o un proceso de trabajo, aislamiento de un proceso peligroso o del trabajador y la ventilación (general y localizada), entre otros. Ejemplo, El empleador instala sistemas de ventilación para extracción de gases tóxicos o inflamables. 
    4. Control administrativo: Medidas que tienen como fin reducir el tiempo de exposición al peligro, tales como la rotación de personal, cambios en la duración o tipo de la jornada de trabajo. Incluyen también la señalización, advertencia, demarcación de zonas de riesgo, implementación de sistemas de alarma, diseño e implementación de procedimientos y trabajos seguros, controles de acceso a áreas de riesgo, permisos de trabajo. Ejemplo: Instalación de alarmas, procedimientos o instructivos de seguridad, inspecciones, capacitación del personal, fichas de seguridad.
    5. Equipos de protección personal (EPP): Medidas basadas en el uso de dispositivos, accesorios y vestimentas por parte de los trabajadores, con el fin de protegerlos contra posibles daños a su salud o su integridad física derivados de la exposición a los peligros en el lugar de trabajo.

    Preparación y respuesta ante emergencias

    Todas las empresas deben implementar y mantener las disposiciones necesarias en materia de prevención, preparación y respuesta ante emergencias, con cobertura a todos los centros, turnos de trabajo y todos los trabajadores, independiente de su forma de contratación o vinculación.

    • • Para la respuesta ante emergencias se debe contar con equipos de protección y control de incendios (extintores) en todos los sitios de trabajo, donde se manejen sustancias químicas inflamables.
    • • Contar con un plan de emergencias y divulgarlo a todo su personal.
    • • Cada empresa puede articularse con las instituciones locales o regionales, tales como Bomberos de Colombia, Fondo Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, Defensa Civil, Cruz Roja Colombiana, entre otros.

    Fuentes:

    • Decreto 1072 de 2015 > libro 2 > parte 2 > título 4 > Capítulo 6 Decreto Único Reglamentario del Sector Trabajo del Ministerio del Trabajo Colombia.
    • Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo (SG-SST) Guía técnica de implementación para mipymes / autor institucional: Ministerio de Trabajo.