Minsalud entregó recomendaciones y medidas para diciembre

Dada la cercanía de la primera fiesta navideña de gran importancia en el país como lo es la Noche de Velitas, Fernando Ruiz Gómez, ministro de Salud y Protección Social entregó una serie de recomendaciones para tener una Navidad segura sin riesgos de contagio de covid-19 y cero quemados. Así como unas nuevas disposiciones sobre el uso del tapabocas.

Estas se basan en dos aspectos principales que aumentan el riesgo: los encuentros familiares y las compras, indicó el ministro, quien agregó que se debe «procurar que los encuentros sean siempre con la familia nuclear. Si son de familia extensiva, usar las medidas de bioprotección; tener en cuenta que casi siempre percibimos que las personas más allegadas tienen menos probabilidad de tener el virus, entonces es en esos núcleos familiares donde también debemos protegernos».

Programar con antelación la fecha de los encuentros y la cantidad de personas a asistir permitirá tener una idea anticipada de la densidad de personas en los espacios. De igual manera, reforzar las medidas de bioseguridad en los encuentros intergeneracionales.

En cuanto a las compras, hacerlas con tiempo para evitar aglomeraciones en centros comerciales, si se trata de presenciales. Privilegiar las electrónicas y seguir las recomendaciones de entrega y recepción de paquetes. Los centros comerciales deben mantener la implementación de los protocolos de bioseguridad.

«Para la noche de las velitas, disfrutarla. Buscar que siempre haya novenas al aire libre y usar siempre el tapabocas. Tener cuidado cuando prendemos las velas para no tener algún efecto inflamable por alcohol o aerosoles que tengamos cerca y solo una persona debe encender la vela. El adulto debe siempre retirarse todos los elementos inflamables y como siempre, por último, no usar pólvora, eso es muy importante», enfatizó.

Uso de tapabocas

Esta semana la Organización Mundial de la Salud expidió una serie de recomendaciones para el uso del tapabocas, las cuales socializó Ruiz Gómez. «En áreas de transmisión comunitaria usar siempre el tapabocas, específicamente en lugares cerrados donde no haya una ventilación adecuada o no se pueda siempre conservar la distancia de menos de un metro. Esto significa que debemos usarlo permanentemente en centros comerciales, oficinas y colegios», apuntó.

Sin embargo, aclaró que aunque se pueda mantener la distancia, es recomendable usarlo en lugares donde no haya suficiente ventilación. En lugares al aire libre la OMS recomienda usar tapabocas de tela de tres capas.

Los tapabocas con válvula no son recomendables porque si el usuario está infectado, puede infectar a los demás. El uso del tapabocas debe acompañarse con otras medidas de bioprotección como higiene de manos, distancia física, evitar tocarse la cara, cubrirse al toser, ventilación adecuada, aislamiento.

La OMS reiteró utilizar el tapabocas cuando haya un visitante que no es miembro del hogar y no haya ventilación. Asimismo, su posición de que los niños menores de cinco años no deben utilizar tapabocas; entre 6 y 11 años, depende del riesgo y de la posibilidad de supervisión por un adulto.

«No es recomendable usar el tapabocas cuando estamos haciendo ejercicio y otras recomendaciones en el manejo propio: no tocarlo mientras se usa, reemplazarlo si se nos humedece, no reutilizarlo, no quitárselo para hablar, no compartirlo y si son de tela lavarlos con jabón detergente, al menos una vez al día, con agua caliente si es posible», señaló el jefe de la cartera.

En Colombia, el último bimestre del año es una época de integración en la que se acostumbra a celebrar diferentes tradiciones en reuniones familiares, empresariales, así como con vecinos y amigos, compartiendo alimentos y bebidas, regalos, entre otros; por lo que el Ministerio de Salud y Protección Social entregó orientaciones de cuidado y protección para minimizar los factores de riesgo al contagio por covid-19.

Gerson Bermont, director de Promoción y Prevención del Ministerio, indicó que «la temporada decembrina es una fecha en la que normalmente nos reencontramos y compartimos con nuestros seres queridos, pero en medio de esta situación de pandemia debemos ser más disciplinados y cuidarnos mutuamente. El covid-19 sigue presente, por lo tanto debemos seguir manteniendo las medidas de bioseguridad establecidas e incorporar otras estrategias para prevenir, disminuir y mitigar el contagio del virus».

Con estas recomendaciones se busca proteger especialmente a las personas adultas mayores y con comorbilidades, así como a toda la familia. Ante las posibles reuniones de Navidad y Año Nuevo (7, 8, 24, 25, 31 de diciembre, 1 y 6 de enero), es importante tener en cuenta que «cuidarnos en casa es el mejor acto de protección y afecto», apuntó Bermont.

Dialogar previamente para tener presente y comprender las condiciones de salud de las personas en situación de riesgo, a fin de definir las medidas de protección y cuidado de manera conjunta, es una manera de demostrar cariño.

Asimismo, concertar con familiares o personas cercanas la importancia de cuidarse y protegerse al no programar o propiciar encuentros presenciales en estas fechas con aquellos que no viven en la misma casa.

La integración y participación de los adultos mayores y personas con enfermedades de base en las actividades decembrinas debe hacerse bajo medidas de bioseguridad y diferentes estrategias que no pongan en riesgo su salud.

En caso de que el adulto mayor requiera de asistencia o compañía, si se encuentra solo es necesario que la persona que va a asistirlo realice aislamiento previo estricto, manteniendo medidas de bioseguridad como lavado permanente de manos con agua y jabón, distanciamiento físico de 2 metros entre personas uso permanente de tapabocas.

Para las familias colombianas en general se recomienda que las reuniones solo sean con el núcleo familiar. Si este es mayor a cuatro personas, el encuentro debe realizarse en un espacio amplio, bien iluminado y ventilado, preferiblemente al aire libre.

Es clave evitar las aglomeraciones, incluso con lo miembros de una misma familia, por lo que si se opta por una reunión con la familia extendida, lo ideal es que cada participante debe tener cuidados extremos desde 15 días previos al encuentro.

También que los residentes de una misma vivienda que por dinámicas laborales y otras circunstancias salen frecuentemente de casa deben ser rigurosos en el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad.

El director de Promoción y Prevención señaló que «la mejor expresión de afecto es el cuidado consciente; el distanciamiento físico no significa distanciamiento afectivo. Una buena comunicación hace la diferencia; permanecer en contacto con familiares y amigos de manera virtual, usando palabras amorosas con las cuales transmitan cuidado y amor, es la mejor alternativa para estar cerca estando lejos».

Agregó que bajo esta premisa también se busca el cuidado de la salud mental y una mejor convivencia durante las festividades y recordó que las líneas de ayuda a nivel nacional y local estarán dispuestas para expresar necesidades o situaciones eventuales que estén siendo estresores o afecten el estado de ánimo o la salud, como opción de ayuda y acompañamiento.

Espacios públicos o comunitarios

Los administradores de propiedad horizontal pueden establecer estrategias colectivas (novenas, velitas) cumpliendo los protocolos de bioseguridad, en áreas abiertas y ventiladas, y evitando aglomeraciones.

Mientras que para las actividades en espacio público se deben cumplir con los protocolos establecidos por parte de los organizadores y administradores de centros de comercio.

«Adquirir con anticipación alimentos, insumos y regalos para las fechas especiales es la mejor medida de protección, así se evitan aglomeraciones. Cuando esté en un establecimiento recuerde respetar los distanciamientos, usar el tapabocas y cumplir con las medidas establecidas, es por su bienestar», resaltó Bermont.

Dentro de los comportamientos a evitar en espacio público está la preparación y consumo de alimentos y la manipulación de artefactos a base de pólvora, especialmente si se está bajo efectos del alcohol u otras sustancias alucinógenas. Además de evitar reuniones con otros grupos de familia o de vecinos.

En cuanto a los eventos empresariales, se debe privilegiar el uso de la virtualidad. Sin embargo, si se deciden realizar de manera presencial, debe ser en ambientes laborales pequeños y controlados, con aplicación de las medidas de bioseguridad de lavado de manos, uso de tapabocas, distanciamiento físico de dos metros entre persona y persona, reducción del consumo de alcohol o de otras conductas de riesgo para el contagio de coronavirus.

Alimentos y bebidas

Bermont también se refirió al consumo de alimentos y bebidas en la temporada decembrina y del nuevo año, ya que «una causa frecuente de afectación de la salud durante las fiestas obedece a excesos en el consumo de alimentos y bebidas. Ahora con el covid-19 presente se hace necesario reforzar el tratamiento que se les dé en cuanto a manipulación e ingesta para disminuir riesgos de contagio del virus y otras alteraciones en la salud».

Asimismo, precisó cuáles son las principales recomendaciones para poner en práctica:

  • Al momento de compartir alimentos, mantener el distanciamiento, lavarse las manos con agua y jabón, retirar el tapabocas y guardarlo en una bolsa, preferiblemente, de papel para evitar que se contamine.
  • Propiciar que esta actividad se desarrolle en un área abierta y ventilada, de ser posible mantener ventanas abiertas o dividir los espacios por familias.
  • Recibir los alimentos en vía unidireccional.
  • Generar prácticas de disfrute de las diferentes actividades familiares que no dependan del consumo de bebidas alcohólicas.
  • En caso de hacerlo, retardar o postergar el consumo de alcohol en lo posible para las horas de la noche, de manera regulada y acompañada de alimentos entre cada episodio de consumo.
  • No administrar ni promover el consumo de bebidas alcohólicas a menores de edad.

En caso de requerir ayuda o recomendaciones comunicarse con: Línea de Orientación a Mujeres 155 / 018000 112137 – Violencia Intrafamiliar 122 / 018000 919748 – ICBF 141.

El consumo de alcohol, en especial la embriaguez, se convierte en el principal factor de riesgo para contagio del covid-19, afecta la convivencia y pone en riesgo la salud física y mental de toda la familia. Evitarlo durante estas celebraciones es el mejor regalo.

Ir arriba