No descuide a sus niños en noche de Halloween - ccs.org.co

No descuide a sus niños en noche de Halloween

  • Uno de los mayores riesgos en época de Halloween es el caso de niños y niñas robados.
  • Otra condición de riesgo en esta época es el uso de los ascensores y escaleras eléctricas.
  • En esta noche de Halloween disfrutemos con seguridad.

A propósito de la celebración de Halloween que se aproxima, el Consejo Colombiano de Seguridad, CCS, hace algunas recomendaciones a los padres de familia y cuidadores, con el fin de que esta esperada noche por grandes y chicos, no se convierta en un dolor de cabeza por pérdida o robo de los más pequeños.

Recomendaciones para la ‘noche de las brujas’:

  • Si su pequeño ya camina, pero todavía entra en un coche, llévelo en él y no permita que se baje, de esta forma siempre lo tendrá cerca y vigilado.
  • Si le es posible, invite a algún amigo o familiar para que le acompañe. Siempre es mejor tener a una persona que lo apoye.
  • Si acude a un centro comercial llévelo de la mano, o apóyese con accesorios que le permitan cuidar de su bebé, tales como canguros (puedes tener las manos libres) o correas (arnés) para sujetarlo.
  • Cuando el niño es más grande, acuerde con él un lugar de reunión en caso de que se pierda. Esto es una buena medida para implementarse siempre que salga, sea o no temporada de Halloween.

Otras recomendaciones:

Antes de acudir al centro comercial
Recuerde que en los lugares donde hay mayor aglomeración de personas va a ser más difícil el control y cuidado de los niños. Así que extreme las medidas de seguridad en estos lugares.

En el interior del centro comercial
Si el niño por cualquier motivo va caminando, es preciso llevarlo cogido de la mano y vigilar constantemente que no se golpee y lesione con los estantes o mostradores.

Ascensores

Normas generales de utilización por parte de los niños
Varias son las normas o precauciones generales que han de tenerse en cuenta al hacer uso del ascensor, ya que su estricto cumplimiento puede evitar que se produzcan ciertos accidentes, a menudo de gravedad. Estas precauciones son:

  • Los niños no deben utilizar el ascensor si no van acompañados de un adulto.
  • Nunca hay que forzar la apertura de la puerta del ascensor, mucho menos si no se encuentra completamente detenido, es decir, que haya llegado al piso correspondiente.
  • Pulsar una sola vez (no repetidamente) el piso deseado. Igualmente, no pulsar botones innecesarios.
  • No sobrecargar el ascensor con más peso del permitido.
  • No colocar objetos entre sus puertas, ya que ello impediría el cierre completo de las mismas.
  • No entrar en el ascensor hasta que sus puertas estén completamente abiertas.
  • No hacer movimientos bruscos dentro del ascensor.
  • Antes de entrar en el ascensor hay que dejar salir a las personas que lo están utilizando, es decir, esperar que el ascensor se vacíe para ingresar.
  • Entrar y salir sin prisa alguna para evitar chocar con las otras personas que están esperando.
  • Al salir del ascensor fijarse si se presenta un desnivel entre el ascensor y el piso.
  • No utilizar el ascensor si está en reparación o en caso de que se haya declarado un incendio u otro tipo de emergencia.
  • Recuerde que el ascensor es de uso prioritario para las personas con discapacidad, adultos mayores, mujeres con niños en brazos o coches.

Escaleras eléctricas

Los niños son los que más frecuentemente se accidentan en las escaleras eléctricas, siendo los dientes finales de las mismas donde mayor riesgo se presenta, ya que es en este lugar donde se enganchan los objetos. Por eso es necesario:

  • Nunca dejar que los niños suban o bajen solos por las escaleras eléctricas, ya que pueden lesionarse sino están atentos.
  • Evitar que los niños salten, tengan movimientos bruscos o se sienten en los peldaños cuando están utilizándolas.
  • No llevar coches, sillas de paseo ni carritos de compras al utilizarlas, pues hay peligro de que se puedan volcar.
  • Vigilar que los niños no salten por las barandas al otro lado de la escalera.
  • Evitar el uso de la escalera eléctrica si tienen calzado de goma o si tiene prendas con elementos colgantes que se pudieran enredar.
  • Ubique siempre los botones de emergencia de las escaleras eléctricas antes de utilizarlas.

Niño extraviado

Otro de los aspectos a tener en cuenta y, que por desgracia es muy frecuente, es que el niño ante un mínimo descuido se pierda entre la aglomeración.

En estos casos hay que mantener la calma y contactar a un vigilante de seguridad o policía describiéndole las características del niño que se ha perdido (nombre, edad, altura, cómo va vestido, color de los ojos y otros datos que pudieran ser de utilidad).

Recomendaciones adicionales
Si su pequeño conoce los peligros a los que puede verse expuesto, le será mucho más fácil enfrentarlos cuando estos se presenten. Sumado a lo explicado anteriormente, usted también puede:

  • Vigilar de cerca a su hijo e, igualmente, acompañarlo al baño.
  • Manténgalo siempre al alcance de la vista, no permita que camine detrás de usted. Igualmente, enséñele que siempre debe permanecer al lado suyo y que le avise primero a usted o a la persona a cargo antes de ir a cualquier lugar.
  • Si el niño se separa de usted en cualquier momento y se pierde, enséñele que debe buscar a un vendedor dentro de una tienda, al personal de seguridad del centro comercial o a un policía.
  • Enséñele los estereotipos correctos de un policía, personal de seguridad o vendedor de tienda (el tipo de uniforme que deben portar, si cuenta con una placa distintiva) para que se le facilite identificarlos.
  • Es importante que los menores porten un papel con su número telefónico en uno de los bolsillos del pantalón o, preferiblemente, un brazalete de seguridad.
  • Asegúrese de que el pequeño no porte ropa o artículos con su nombre a la vista fácil de desconocidos, ya que fácilmente una persona puede acercarse a él y comenzar una conversación.
  • Nunca deje al niño en un área de juegos o tiendas especializadas en artículos infantiles, ya que el personal encargado de estos lugares no está entrenado para cuidarlo.
  • Ponga mucha atención al vestuario de su hijo, de tal forma que pueda describirlo fácilmente en caso de que se pierda.
  • Porte siempre una fotografía reciente de su hijo, de tal forma que pueda facilitar a la policía o al personal de seguridad.
  • Instrúyalo para que no acepte obsequios ni invitaciones de extraños.
  • Si el niño dice estar cansado o tener hambre, es mejor hacer una pausa en el camino y relajarse.

Finalmente, Adriana Solano Luque, presidenta del CCS, recomendó a los padres, colegios, a las administraciones de los centros comerciales, al comercio en general y a los adultos, exceder los cuidados para prevenir accidentes; en nuestras manos está, que cuando termine esta fecha tan especial para grandes y pequeños, podamos asegurar los abrazos de las familias.

Ir arriba