Conoce más sobre el Cáncer

El cáncer es la segunda causa de muerte en todo el mundo. Juntos podemos hacer que eso cambie.
En este Día Mundial contra el Cáncer, te pedimos que te comprometas personalmente a actuar positivamente contra el cáncer.

Creemos que, para 2030, podemos reducir en un tercio el número de muertes prematuras por cáncer y otras enfermedades no transmisibles si tomamos medidas hoy.

Día Mundial contra el Cáncer

Cada año, el día 4 de febrero, Día Mundial contra el Cáncer, permite a empresas, comunidades y personas de todo el mundo  mostrar su apoyo, expresarse colectivamente, actuar a nivel personal y presionar a nuestros gobiernos para que hagan más.

¿Quiénes organizan el Día Mundial contra el Cáncer?

El Día Mundial contra el Cáncer es una iniciativa de la Unión Internacional Contra el Cáncer, la organización internacional dedicada a la lucha contra el cáncer de más envergadura y más antigua, que se compromete a liderar la unión de la comunidad que lucha contra el cáncer para reducir la carga global que esta enfermedad representa, fomentar la igualdad e integrar el control del cáncer en la agenda mundial para la salud y el desarrollo.

¿Por qué hablar del cáncer en el lugar de trabajo?
El cáncer es un problema de salud y una cuestión humana muy importante.
Hoy en día, 9,6 millones de personas mueren de cáncer cada año. Esto la convierte en la segunda enfermedad más mortal.
Pero al menos un tercio de los cánceres pueden evitarse.

Las empresas y los lugares de trabajo desempeñan un papel fundamental para conseguir reducir la carga del cáncer en el mundo. Las empresas pueden contribuir a crear entornos laborales más saludables, pueden ser una voz potente en la comunidad y actuar como apoyo fundamental para sus empleados afectados por la enfermedad.

Temas y áreas temáticas principales

Explora algunas de las cuestiones más urgentes en materia de cáncer. Averigua cómo nos afecta a todos el cáncer y descubre nuestra capacidad para reducir la incidencia creciente de la enfermedad.

Conciencia, entendimiento, mitos e información errónea

La concienciación y la información y el conocimiento precisos nos dan a todos la capacidad de reconocer signos de detección temprana, para tomar decisiones con conocimiento de causa sobre nuestra salud y de hacer frente a nuestros propios miedos e falsas creencias sobre el cáncer.

Acción y responsabilidad de los gobiernos

Las acciones proactivas y efectivas en materia de planificación sanitaria a escala nacional son posibles y factibles en todos los países. Y, cuando los gobiernos intensifican sus esfuerzos para reducir y prevenir el cáncer, sitúan a sus naciones en una posición más sólida para progresar en los ámbitos social y económico.

Prevención y reducción de riesgos

Al menos un tercio de los cánceres se pueden prevenir, lo que nos da motivos de sobra para abogar por las decisiones saludables y las estrategias de prevención para todo el mundo, de manera que tengamos las máximas probabilidades posibles de prevenir y reducir nuestros riesgos de padecer la enfermedad.

Igualdad en el acceso a servicios oncológicos

Los diagnósticos y los tratamientos de cáncer que salvan vidas deben ser iguales para todos, independientemente de la identidad de la persona, de su nivel de formación, de su nivel de ingresos o de en qué parte del mundo viva. Si cerramos la brecha en materia de igualdad, podemos salvar millones de vidas.

Impacto económico y financiero

Hay un argumento financiero convincente para destinar recursos al control del cáncer. La inversión económica puede ser rentable y tiene la capacidad de ahorrar miles de millones de dólares a la economía global en costes de tratamiento oncológico, y al mismo tiempo ofrece beneficios positivos en términos de aumento de la supervivencia y de la productividad y de mejora de la calidad de vida.

Reducción de la brecha de formación

Los profesionales sanitarios bien formados y con conocimientos son una de las mejores maneras de prestar cuidados oncológicos de calidad. Afrontar la brecha de formación y la escasez de profesionales sanitarios que existe en la actualidad es la forma más clara de avanzar en la reducción del número de muertes prematuras por cáncer.

Más allá de lo físico: impacto mental y emocional

Los cuidados oncológicos de calidad incluyen dignidad, respeto, apoyo y amor, y no solo tienen en cuenta las consecuencias físicas de la enfermedad, sino que respetan el bienestar emocional, sexual y social de cada persona y de su cuidador.

Trabajar juntos como una unidad

Las colaboraciones estratégicas que implican a la sociedad civil, a las empresas, a las ciudades, a las organizaciones y las agencias
internacionales y a las instituciones académicas y de investigación son las formas más sólidas de ayudar a extender la concienciación y el apoyo, a materializar la voluntad política en acciones y a ofrecer soluciones integrales y cohesivas. La suma de fuerzas genera acciones potentes a todos los niveles.

¿Lo sabías?

  • 9.6 millones de personas mueren de cáncer cada año; se prevé que esta cifra llegue casi al doble para 2030.
  • El 70 % de las muertes por cáncer ocurre en países de rentas medias y bajas.
  • Menos del 30 % de los países de rentas bajas disponen de servicios de tratamiento oncológico (en comparación con el 90 % de los países de rentas altas)
  • Se calcula que el coste económico anual total del cáncer es de alrededor de 1,16 billones de USD.
  • Al menos un tercio de los cánceres comunes se pueden evitar.
  • El cáncer es la segunda causa de muerte en todo el mundo.
  • Se podrían salvar hasta 3,7 millones de vidas cada año poniendo en práctica estrategias adecuadas de recursos para la prevención, detección temprana y tratamiento.

¿Cuáles son las causas del cáncer?

El cáncer es el resultado de la interacción entre los factores genéticos del paciente y tres categorías de agentes externos, a saber:

  • carcinógenos físicos, como las radiaciones ultravioletas e ionizantes;
  • carcinógenos químicos, como el asbesto, los componentes del humo de tabaco, las aflatoxinas (contaminantes de los alimentos) y el arsénico (contaminante del agua de bebida), entre otros; y
  • carcinógenos biológicos, como determinados virus, bacterias y parásitos.

¿Qué pueden hacer las empresas para proteger a sus trabajadores?

  1. Identifica los agentes carcinógenos presentes en el lugar de trabajo.
  2. Establece mecanismos para la evaluación del riesgo de exposición a dichos agentes, utilizando metodologías apropiadas a los peligros identificados.
  3. Define medidas de control para la exposición a los agentes carcinógenos priorizando controles robustos como la eliminación, sustitución y controles de ingeniería.
  4. Implementa las medidas de vigilancia de la salud de los trabajadores y de vigilancia de la exposición en el ambiente de trabajo.
  5. Brinda información clara y precisa a los trabajadores sobre los agentes carcinógenos, vías de exposición, efectos potenciales y medidas de protección.
  6. Promueve los hábitos de vida saludable en su población trabajadora.

Cáncer en niños: 

Leucemia

Cáncer que empieza en el tejido que elabora la sangre, como la médula ósea, y hace que se produzcan grandes cantidades de glóbulos y que entren en el torrente sanguíneo.

Cáncer en mujeres: 

Cáncer de Máma

El cáncer de máma es una enfermedad frecuente entre las mujeres en edades comprendidas entre los 35 y los 70 años. Sin embargo, últimamente mujeres más jóvenes han desarrollado la enfermedad. Esta es la tercera causa de muerte por cáncer en las mujeres colombianas.

Cáncer de Cuello Uterino

En Colombia, el cáncer de cuello uterino o de la matriz (cervicouterino) es el tipo de cáncer más frecuente entre la población femenina y constituye la segunda causa de muerte por cáncer en esta población.
En los ultimos cinco años se han registrado en Colombia entre 4.500 y 5.000 casos nuevos y entre 2.000 y 2.200 muertes anuales por esta enfermedad.

El útero (la matriz) es un órgano genital femenino en forma de pera invertida, localizado en la pelvis. Su funcion es albergar el feto durante la gestación y en él se origina la menstruación por efecto de las hormonas producidas por el ovario durante la época reproductiva de la mujer.

El cuello uterino es una abertura que conecta el útero con la vagina y se conoce como el «canal de nacimiento».

En el cáncer cervicouterino, las células cancerosas (malignas) se encuentran en los tejidos del cervix, o cuello, y en el cuerpo de útero. Esta enfermedad se desarrolla lentamente. Antes de que aparezcan células cancerosas en el cuello uterino, los tejidos normales pasan por un proceso conocido como displasia, en cuyo transcurso comienzan a aparecer células anormales.

Muchas de las muertes causadas por este tipo de cáncer pueden evitarse con un exámen sencillo que no produce dolor (la citología cervicouterina), que consiste en la recolección de una muestra del cervix, que se analiza a través del microscopio.

Si se detecta con prontitud y se realiza a tiempo el tratamiento, este cáncer tiene altas probabilidades de curación.

Cáncer de Ovario

 El ovario es un órgano pequeño, situado en la pelvis, que produce hormonas femeninas y contiene los óvulos que, al ser fecundados, dan origen a una nueva vida. Hay dos ovarios, uno al lado izquierdo y otro al lado derecho del útero.

El cáncer de ovario es una enfermedad en la cual se encuentran células cancerosas en el tejido de uno o ambos ovarios. Es una enfermedad altamente letal y de comienzo engañoso. La edad promedio de aparición es de 59 años, y el 80% de las veces aparece en mujeres posmenopáusicas. Se calcula que una de cada setenta mujeres desarrollará un cáncer de ovario en algún momento de su vida.

El cáncer de ovario, una vez presente, no produce síntomas durante muchos años. Cuando finalmente la mujer presenta molestias o síntomas, es posible que la enfermedad haya alcanzado otros órganos, con escasas o nulas posibilidades de curación. Además, muchas mujeres presentan molestias abdominales inespecíficas, de mayor o menor intensidad, que pueden enmascarar la existencia de un tumor ovárico.

En la mayoría de los casos, el cáncer de ovario se diagnostica en estadios avanzados, y el principal síntoma es la presencia de una masa abdominal. La sintomatología inicial está representada por un aumento de volúmen de la región inferior del abdomen o por pequeñas molestias, muchas veces descritas como sensación de inflamación (distensión abdominal) y gases (flatulencia); tambien se presentan sintomatología gastrointestinal y urinaria y perdida de peso.

Cuando el cáncer de ovario avanza, se extiende directamente a las estructuras pélvicas vecinas por vía linfática o sanguínea. Como el cáncer puede extenderse a los otros órganos del abdomen (intestinos ó útero), muchas mujeres con cáncer ovarico pueden presentar una acumulación de líquido (ascitis) en la membrana que cubre éstos órganos, llamada peritoneo, acumulación que causa hinchazón del abdomen.

Cáncer en hombres:

Cáncer de Tiroides
Cáncer que se forma en la glándula tiroidea (un órgano ubicado en la base de la garganta que produce hormonas que ayudan a controlar la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la temperatura del cuerpo y el peso). Los cuatro tipos más importantes de cáncer de tiroides son el papilar, el folicular, el medular y el anaplásico. Los cuatro tipos se determinan de acuerdo con el aspecto de las células bajo un microscopio.

Cáncer de Estómago

El cáncer de estómago, también conocido como cáncer gástrico, es una enfermedad multicausal en la que se encuentran células malignas en los tejidos del estómago.

El cáncer de estómago es el tipo de cáncer mas frecuente entre la población colombiana y representa la primera causa de muerte por cáncer en el país, tanto en hombres como en mujeres.

Cáncer de Páncreas

Enfermedad en la cual se encuentran células malignas (cancerosas) en los tejidos del páncreas. También se llama cáncer exocrino.

 Cáncer de Hígado (primario)

El cáncer primario de hígado es cáncer que se forma en los tejidos del hígado. El cáncer secundario del hígado es cáncer que se disemina al hígado desde otra parte del cuerpo.

Cáncer de Riñón

Cáncer que se forma en tejidos de los riñones. El cáncer de riñón comprende el carcinoma de células renales (cáncer que se forma en el recubrimiento de tubos muy pequeños del riñón que filtran la sangre y eliminan los productos de desperdicio) y el carcinoma de la pelvis renal (cáncer que se forma en el centro del riñón donde se acumula la orina). También comprende el tumor de Wilms, que es un tipo de cáncer de riñón que suele desarrollarse en niños menores de 5 años de edad.

Cáncer de Vejiga

Cáncer que se forma en los tejidos de la vejiga (el órgano que almacena orina). La mayoría de los cánceres de vejiga son carcinomas de células de transición (cáncer que empieza en células que normalmente forman el recubrimiento interno de la vejiga). Otros tipos incluyen el carcinoma de células escamosas (cáncer que empieza en células delgadas y planas) y el adenocarcinoma (cáncer que empieza en las células que elaboran y liberan moco y otros líquidos). Las células que forman el carcinoma de células escamosas y el adenocarcinoma se desarrollan en el recubrimiento interno de la vejiga como resultado de irritación crónica e inflamación.

Cáncer de Testículo

El cáncer de testículo solo representa alrededor del 1% de todos los canceres del hombre, pero constituye la enfermedad maligna más frecuente entre los 20 y 34 años de edad.

Fuente:

World Cancer Day 4 Febrary 
Instituto Nacional de Cancerología – ESE Colombia