RUC-Escaleras-de-extension

Escaleras de extensión

Las escaleras de extensión son herramientas para construcción en alturas que han cogido bastante fuerza con el paso de los años por sus múltiples beneficios, entre estos, el fácil traslado.

Estos elementos pueden utilizarse en talleres, fábricas, tiendas, almacenes, entre otros lugares que requieran alcanzar ciertas alturas con seguridad. Es relevante aclarar que todas las escaleras de extensión deben cumplir con las mínimas normas pertinentes, para evitar un derrumbe del elemento y respectivamente la caída del operario que se encuentre a una altura considerable.

Las escaleras tienen más de dos o tres tramos en la que una persona puede subir y bajar, sin embargo, hay que tener cuidado qué tipo de escalera se va a alquilar o comprar ya que no todas son funcionales y seguras para cualquier tipo de trabajo.

En múltiples ocasiones la incorrecta elección de la escalera puede producir una desestabilización de la herramienta, lo que resulta con una fuerte caída, o un gran susto por parte de quien se encuentra realizando el trabajo.

¿Qué tipos de escaleras de extensión podemos encontrar?

1. Escaleras de apoyo: Estas escaleras se utilizan normalmente cuando la base de apoyo está sobre una pared o poste, ya que cuentan con uno, o máximo dos tramos, por lo que obligatoriamente necesitan una base vertical para apoyarse y no se pueden utilizar en el centro de una habitación, o en un lugar sin una superficie en donde la escalera pueda descansar.

     Algunos riesgos de estas escaleras pueden ser los siguientes:

  • Debido a una posición incorrecta a la hora de apoyar la escalera de extensión, puede producirse una falta de estabilidad en la herramienta.
  • Se puede producir una caída de la herramienta, por sobrecargar lateralmente la escalera. En estos casos se recomienda que la persona se apoye de manera central con ambas piernas y ambas manos, de esta manera se asegurará de equilibrar el peso en la escalera.
  • Antes de que un usuario u operario utilice la escalera se debe verificar las condiciones de esta, percatándose de que esta no tenga hendiduras, ruptura de algún tramo, o malformaciones en sus accesorios, de esta manera se evitará que una persona salga afectada por estas fallas.
  • Adicionalmente es vital que se estudie el terreno en el que se va a realizar el montaje de esta escalera y respectivamente el trabajo que se va a iniciar, esto con el fin de que la base sea lo suficientemente estable para que la escalera no tenga opción de deslizarse.
  • También podemos encontrar fallas por escoger una escalera que no se adapta a las necesidades del trabajo, quizá la escalera de extensión escogida es mucho más corta de lo que se necesita, por lo que el usuario que la va a utilizar está expuesto a una caída en alturas intentando erróneamente alcanzar niveles superiores a lo permitido.

2. Escaleras de tijera: Estas escaleras de extensión tienen dos o más tramos, y son autoestables, eso quiere decir que no necesita de una superficie vertical extra para sostenerse, y adicionalmente tienen la posibilidad de utilizarse desde uno o ambos lados de la escalera.

Cuentan con un sistema propio de abertura y cierre plegable, por lo que es realmente sencillo transportarlo hacia cualquier lugar, este sistema funciona por medio de una bisagra que conecta los dos tramos.

Sin duda alguna este tipo de escaleras son mucho más estables ya que su sistema de doble escalera permite que el apoyo en la base sea mucho mejor, dándole seguridad a la persona que va a trabajar sobre esta herramienta.

Algunos riesgos que se pueden presentar en este tipo de escaleras de extensión son:

  • En caso de que un larguero esté doblado, o haya ausencia de una zapata puede presentarse el volcamiento de la escalera, que puede desarrollarse el desequilibrio en peso con el que se utiliza.
  • Pueden presentarse cortes, o machucones a la hora de abrir, cerrar, o transportar la escalera, por lo que es importante asegurar sus cierres y tener cuidado con los puntos con los que el usuario podría lastimarse.
  • La caída de los usuarios en alturas también se podría presentar, porque estos no utilicen el material adecuado para trabajar, es decir que sus zapatos no tengan suela antideslizante, o que por su parte la escalera tenga rezagos de aceite, agua, entre otras sustancias que puedan ocasionar que el operario resbale y caiga.
  • También es importante recordar que estos tipos de escaleras no están diseñadas para que dos o más personas hagan uso de ellas al mismo tiempo, esto puede provocar la ruptura de alguna escala o el desmoronamiento total del artículo.

¿Qué debe tener en cuenta a la hora de conseguir una escalera de extensión?

Para evitar accidentes lo ideal es tener claridad del tipo de escalera que se va a utilizar y a su vez, cómo debe realizarse el uso adecuado de este elemento.

Para lo anterior, se desarrollaron 4 ítems a evaluar para determinar si se está procediendo de manera adecuada con la escalera de extensión o si por el contrario se está cometiendo algún error en el proceso.

Antes de usar la escalera: Asegúrese que al momento de transportar la escalera independiente del método con el que lo vaya a realizar, esta esté bien asegurada para evitar daños en el material que perjudique su uso más adelante.

Como lo mencionamos anteriormente, verificar el material y confirmar que todos los accesorios están en buen estado, evitará caídas futuras o que incluso la escalera se derrumbe por la acumulación de fisuras y el peso de la persona o el material.

Justo antes de comenzar a utilizar la escalera limpie la superficie que el usuario va a utilizar, este puede tener restos de aceite, o agua que puedan generar que se resbale.

Por último, en este paso verifique a profundidad el terreno en el que se va a colocar la escalera de extensión ya que de este también dependerá la solidez de la estructura.

Durante la colocación e izado de la escalera: La escalera debe colocarse en una posición correcta para que resista el peso, y se mantenga estable, en dado caso de que existan bloqueos de seguro verifique que estén correctamente posicionados antes de que alguien haga uso de la escalera.

Verifique hasta que longitud es extensible la escalera, y no pase ese límite, ya que no solo puede dañar el material, sino poner en peligro la integridad de una persona.

Por último, identifique posibles peligros eléctricos en el área, y tenga en cuenta que la escalera debe apoyarse sobre sus propias zapatas, no en peldaños, o travesaños. De esta manera puede cuidar la vida de alguien más y cumplir con las labores que necesita perfectamente.

Durante el uso: Por ningún motivo exceda el peso máximo que soporta la escalera de extensión, esto produce un desequilibrio en el material, al igual que asomarse por los laterales de la escalera, pues llevar todo el peso hacia un solo lado de la herramienta es un pase seguro a que la escalera pierda estabilidad y se caiga.

No utilice la escalera en el exterior cuando las condiciones climáticas no son favorables, no solo porque la estabilidad puede verse afectada, sino porque puede producirse alguna tensión eléctrica.

Ascienda y descienda de la escalera de frente, nunca realice estas acciones de espaldas, también es importante que no utilicen estas escaleras como puentes en vías sin acceso, estos materiales no están diseñados para estas actividades, y el peso extra podría dañarlas en su totalidad.

Este tipo de escaleras no se utilizan para trabajos de larga duración, se deben tener tiempos de descanso, y el material extra con el que se va a trabajar no debe agregarle mucho peso a la herramienta porque podría no resistir el peso.

Inspección y mantenimiento: Es recomendable realizar inspecciones regulares para verificar que el material se encuentra en óptimas condiciones, de estas revisiones frecuentes antes y después de utilizar el material dependerá el tiempo de su vida útil.

En este punto debe verificar que las zapatas estén debidamente sujetas de los largueros, que los peldaños no tengan dobleces ni roturas, así como también que todas las funciones de la escalera estén funcionando correctamente, como por ejemplo los dispositivos de bloqueo, las poleas, los niveladores, etc.

Estas escaleras de extensión son extremadamente necesarias en trabajos de construcción que no requieren tantas horas o peso, por lo que en muchos casos se pueden encontrar fácilmente en una vivienda, o edificio residencial.

Referencias

Cubiequipos. https://www.cubiequipos.com/el-uso-adecuado-de-una-escalera-certificada

Compartir

Facebook
X
LinkedIn

Noticias relevantes

Caída desde escalera manual extensible

Trabajo que realizaba Artemio, de 39 años, trabajaba como técnico en una empresa de instalaciones eléctricas y de telecomunicaciones. Su trabajo habitual consistía en la