La seguridad de procesos empieza en el laboratorio escolar

  • Originalmente publicado en CEP Magazine Febrero 2016 Usado con autorización de CEP Magazine Traducción por J. Milena Cortázar.
  • Louisa Nara, Center for Chemical Process Safety, louna@aiche.org

Los recursos – dinero, personal, materia prima, etc. – son finitos, y es vital que los valoremos y protejamos. Quizá nuestro recurso más valioso son los jóvenes que están a punto de seguir carreras en ingeniería química, desde donde asumirán roles en el trabajo y la seguridad de procesos. La esperanza es que adopten el objetivo estándar de la industria: enviar a los empleados a casa en las mismas condiciones en que llegaron al trabajo.

A menudo, la primera exposición de un estudiante a un lugar de trabajo seguro y prácticas de manejo de químicos ocurre en el laboratorio escolar. Durante la última década, varios incidentes serios han ocurrido en laboratorios de escuelas secundarias y universidades, que generalmente involucran líquidos inflamables (por ejemplo, metanol), combustión, llamas abiertas o fuentes de ignición. Después de que un incendio en el laboratorio hiriera a cinco estudiantes y a un profesor en una escuela secundaria de Virginia el 30 de octubre de 2015, la Comisión de Seguridad Química de los EE. UU. (Chemical Safety Board , o CSB) anunció que renovaría los esfuerzos para prevenir accidentes de laboratorio relacionados con el uso de productos químicos inflamables en demostraciones en el aula.

Una búsqueda rápida en internet de accidentes de laboratorio en las escuelas muestra que este no fue un evento aislado. La mayoría de los incidentes reportados involucran demostraciones en las cuales las llamas regresan de la fuente de ignición al material inflamable en un contenedor a granel, algunas veces causando heridas a estudiantes o docentes que se encuentran cerca.

El boletín de seguridad de la CSB, Key Lessons for Preventing Incidents from Flammable Chemicals in Educational Demonstrations (Lecciones clave para prevenir incidentes de productos químicos inflamables en demostraciones educativas) (1), anima a las escuelas y universidades a adoptar estas lecciones aprendidas:

  • No usar recipientes a granel de productos químicos inflamables en demostraciones, cuando pequeñas cantidades sean suficientes.
  • Implementar controles estrictos de seguridad, incluidos procedimientos escritos, capacitación efectiva y elementos de protección personal (EPPs) apropiados.
  • Llevar a cabo una revisión integral de riesgos antes de realizar una demostración.
  • Proporcionar una barrera de seguridad entre el área de demostración y la audiencia.

También han ocurrido accidentes de laboratorio relacionados con la detonación de materiales explosivos, equipos mecánicos y materiales pirofóricos (que se encienden espontáneamente en el aire por debajo de 55 °C [130 °F]) en laboratorios universitarios.

En enero de 2010, un estudiante de maestría del Departamento de Química y Bioquímica de la Universidad Texas Tech perdió tres dedos, sufrió quemaduras en manos y cara, y se lastimó el ojo después de que detonó un derivado de perclorato de níquel-hidrazina (NHP) con el que estaba trabajando. La CSB encontró que deficiencias sistémicas contribuyeron al incidente (2):

  • Los riesgos físicos inherentes a la investigación no fueron evaluados, planificados o mitigados de manera efectiva.
  • La universidad carecía de responsabilidad y supervisión de la gestión de seguridad.
  • Los incidentes anteriores y las lecciones aprendidas no se documentaron, monitorearon ni comunicaron formalmente.

Otro incidente involucró a una estudiante en la Universidad de Yale, quien falleció cuando su cabello quedó atrapado en un torno (3). En 2008, el tetra-butil litio, un material pirofórico, provocó un incendio en el laboratorio que acabó con la vida de un investigador titular asociado a la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA) (4).

Desde 1973, el Instituto de Seguridad de Laboratorios (Laboratory Safety Institute, o LSI), ha recopilado más de 5.000 reportes de accidentes de laboratorio que ejemplifican las consecuencias de la falta o incumplimiento de los procedimientos y protocolos de seguridad. Learning by Accident (Aprendiendo por accidente) del LSI describe 1.500 de esos reportes, que ocurrieron en entornos académicos, industriales, hospitalarios y gubernamentales. Información adicional sobre seguridad de laboratorios está disponible en el sitio web del LSI.

Esperemos que estos incidentes del pasado motiven acciones para que las instituciones académicas evalúen las prácticas, los procedimientos y las políticas internas para identificar áreas donde es necesario mejorar para proteger un recurso vital: los jóvenes que se preparan para ingresar a la fuerza laboral y abogar por la seguridad en el lugar de trabajo y los procesos. La seguridad es responsabilidad de todos, y la conciencia sobre la seguridad debe inculcarse en las generaciones futuras.

Este año, el Centro para la Seguridad de los Procesos Químicos (Center for Chemical Process Safety, o CCPS) planea publicar el libro Guidelines for Process Safety in Laboratories and Pilot Plants (Directrices para la seguridad de los procesos en laboratorios y plantas piloto), que proporcionará orientación sobre cómo identificar peligros y gestionar los riesgos de pérdida de contención en laboratorios químicos y plantas piloto. El libro incluye ejemplos que demuestran cómo implementar tales prácticas, descripciones de los riesgos típicos de seguridad del proceso y controles para peligros comunes basado en las mejores prácticas actuales.

Literatura citada

  1. U.S. Chemical Safety Board, «Key Lessons for Preventing Incidents from Flammable Chemicals in Educational Demonstrations,» Safety Bulletin 2014-10-30, CSB, Washington, D.C. (Oct. 2014).
  2. U.S. Chemical Safety Board, «Texas Tech University Laboratory Explosion,» Safety Bulletin 2010-05-I-TX, CSB, Washington, D.C. (Sept. 2011)
  3. Roderaro, L. W., “Yale Student Killed as Hair Gets Caught in Lathe,» www.nytimes.com/2011/04/14/nyregion/yale-student-dies-in-machine-shop-accident.html?_r-0, New York Times (April 13, 2011).
  4. Univ. of California, Los Angeles, «Research Assistant Dies of Injuries Suffered in December Lab Fire,» http://newsroom.ucla.edu/stories/lab-assistant-dies-of-injuries-78543, UCLA TODAY (Jan. 19, 2009).

Compartir

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Noticias relevantes

Cambios Guía RUC® 2024

La guía del sistema de seguridad, salud en el trabajo y ambiente para contratistas RUC® Doc: OAUPE009 pasó a su versión 21 del 01.01.2024. Sin

Asfixia por sepultamiento en zanja

Trabajo que realizaba El trabajador pertenecía a una empresa contratista dedicada a la construcción y especializada en la ejecución de estructuras de hormigón armado y

Control de riesgos en excavaciones

Los accidentes por enterramiento con frecuencia están presentes en los trabajos de excavación. De allí la urgencia de identificar en profundidad los peligros del proyecto