Los expertos opinan… Felipe Castro – ODS

Academia e investigación, unidos por los ODS

Felipe Castro
Subdirector del Centro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para América latina y El Caribe

Protección y Seguridad habló también con integrantes del Centro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para América Latina y El Caribe (CODS), un sitio de encuentro y pensamiento sobre los ODS en alianza con universidades de excelencia, empresas, gobiernos organizaciones y centros de investigación de la región, ubicado en Bogotá, en la Universidad de los Andes.

El centro pretende convertirse en una plataforma para la difusión del conocimiento y contribuir a la formación de la próxima generación de líderes en desarrollo sostenible de la región y realizar el seguimiento y evaluación de políticas y programas en la región, para contribuir al logro de los ODS. Además, también busca contribuir desde la experiencia de la región a las discusiones globales de los ODS, así como diseñar y liderar una agenda de investigación relacionada con los ODS más relevantes para la región.

Felipe Castro, subdirector del Centro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para América latina y El Caribe, nos recibió, y estas fueron sus apreciaciones:

Consejo Colombiano de Seguridad (CCS): ¿Qué son los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)?

Felipe Castro (FC): Los ODS son una agenda global que fue aprobada por Naciones Unidas en septiembre de 2015. Básicamente reúnen en una sola agenda todas las aspiraciones de la humanidad en términos sociales, económicos y ambientales. Esta agenda está compuesta de 17 objetivos que reúnen las tres dimensiones del desarrollo y 169 metas detalladas, con acciones específicas que deben emprender todos los países para el cumplimiento de esta agenda a 2030.

CCS: ¿Cómo y para qué funciona el Centro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (CODS)?

FC: El CODS se creó en la Universidad de los Andes en Bogotá, con el fin de conectar mejor el trabajo de la academia y de la investigación con esta agenda de ODS. Muchas veces este tema está muy cerrado en Naciones Unidas, en las políticas públicas de los países que adoptan esta agenda y que toman acciones específicas para su cumplimiento, y no necesariamente está conectado con toda la investigación y todo el conocimiento que se genera en la academia y en las universidades.

El CODS se creó como una plataforma para conectar esos dos elementos, cómo tenemos mejor conocimiento, cómo tenemos mejores mediciones para saber si estamos avanzando en temas de ODS o no. En ese sentido el CODS busca precisamente conectar el trabajo de la investigación y la academia con esta agenda de ODS.

CCS: ¿Cómo ha sido la respuesta de la academia en Colombia frente a la investigación en los temas de sostenibilidad a partir del CODS?

FC: Colombia se ha caracterizado por tener un bajo nivel en términos de producción científica y elementos de innovación, si nos comparamos con otros países, el gasto en ciencia, tecnología e innovación es muy bajo. Otros indicadores como la cantidad de investigadores con doctorado que tenemos en el país son relativamente bajo en comparación a otros países, sin embargo, la producción académica en el país ha estado muy concentrada en temas económicos y sociales, ahí tenemos una trayectoria  importante, una contribución sustanciosa en términos de cómo el conocimiento ayuda a suplir esas carencias.

El tema de desarrollo sostenible es más amplio y necesitamos conectar esa esfera social y económica con la dimensión ambiental. En este sentido necesitamos promover investigación interdisciplinaria, incentivar investigación que piense problemas complejos a través de soluciones integrales que tengan en cuenta las tres esferas fundamentales del desarrollo. Según lo dicho, el CODS está abriendo espacios precisamente para generar nueva investigación y poniendo a trabajar investigadores que tradicionalmente no trabajaban de manera conjunta, esto con el fin de encontrar soluciones aplicadas a los retos del desarrollo sostenible.

CCS: ¿Qué tanto pueden contribuir las empresas en el cumplimiento de los ODS?

FC: La empresa y el sector privado son fundamentales para el logro de los ODS. No vamos a lograr la sostenibilidad del planeta a  partir de un acuerdo global ni político, la solución de la sostenibilidad atraviesa por una solución de mercado, esto significa que  nosotros como consumidores tenemos que demandar bienes y servicios sostenibles. Asimismo, las empresas nos tienen que ofrecer esos bienes y servicios sostenibles, deben tener prácticas sostenibles y eso se hace desde una solución de mercado, debe ser rentable para las empresas. Esa rentabilidad hace que los productos sostenibles se masifiquen y solo así podemos tener grandes transformaciones que nos permitan cumplir con estos ODS, por eso es tan importante que la empresa privada entienda esta agenda de ODS, no como una agenda de gobierno sino como una agendad de sociedad.

Para eso, desde el Centro de Objetivos estamos lanzando un curso abierto en la Universidad de los Andes y en Coursera  (https://es.coursera.org/), para que todas las personas que están en las empresas, no solo los que estén trabajando en sostenibilidad, entiendan qué son los ODS, vean oportunidades de mejora en términos de sus cadenas de valor y modelo de negocio, y también evidencien las ventajas de la comunicación alrededor de la sostenibilidad. Los invitamos a que conozcan este curso, esperamos lanzarlo a mediados de 2020, será totalmente gratuito y creo que es una manera efectiva para que el sector privado se incorpore  de una manera mucho más activa en estos temas de los ODS.

CCS: ¿Cuáles son los beneficios que tienen las empresas de participar en los ODS?

FC: La Sostenibilidad, además de poderse volver un negocio y tener rentabilidad, también es una estrategia para mitigar riesgos. Si no somos sostenibles la crisis climática se agudiza afectando a personas y empresas, los costos de producción, las comunidades con quienes trabajan las empresas, los insumos básicos para la producción de diferentes bienes y servicios; todo esto es un riesgo que debe mitigarse no solo desde políticas públicas, sino también a partir del accionar de la empresa.

Adicionalmente, hay un tema de reputación, tarde o temprano, el mercado cambiará. Cada vez somos más conscientes del daño que hacen ciertos elementos contaminantes, por lo cual el consumidor está cambiando sus preferencias y en ese sentido el mercado está cambiando. Si las empresas quieren seguir siendo sostenibles y sobrevivir, tienen que empezar a leer ese cambio de comportamiento del consumidor y adaptar su modelo de negocio para que la sostenibilidad esté en el centro, de esta manera garantizar una prosperidad económica y una oportunidad para el crecimiento empresarial que es tan importante cuando hablamos de desarrollo.

CCS: ¿Cuáles son las áreas de trabajo del Centro frente a los ODS? 

FC: Esta agenda de Objetivos de Desarrollo Sostenible es bastante amplia, 17 objetivos, por eso nos hemos concentrado en cinco que creemos son los fundamentales y que requieren este trabajo interdisciplinario, además de ser fundamentales para lograr la  sostenibilidad del planeta.

El primero es el tema de ciudades sostenibles, ¿cómo hacemos entornos urbanos más sostenibles?, no únicamente en términos de generación de oportunidades de trabajo y de desarrollo, sino también en términos de degradación ambiental. ¿Cómo logramos que nuestras ciudades crezcan sin arrasar con el medio  ambiente?, ¿cómo conservamos los ecosistemas urbanos?, que muchas veces son ricos en biodiversidad; este es un elemento central sobre el cual estamos trabajando.

El segundo elemento es el uso del suelo y ecosistemas terrestres. ¿Cómo logramos ampliar esa frontera agrícola? ¿Cómo logramos aumentar la cantidad de alimentos que producimos para todas las personas?, sin degradar el medio ambiente, sin talar nuestros bosques, sin acabar con la Amazonia, sin seguir emitiendo gases de efecto invernadero. Básicamente es cómo logramos sistemas agroalimentarios mucho más sostenibles.

El tercer tema tiene que ver con temas de región y particularmente de Colombia, economías ilícitas y medio ambiente. Actividades como la minería ilegal, el narcotráfico, los cultivos ilícitos tienen gran impacto en nuestros ríos, selvas, bosques y nuestro aire; en ese sentido estamos viendo esa relación entre ecosistemas terrestres y actividades ilícitas.

El cuarto punto tiene que ver con todos nosotros y es el consumidor, hábitos de consumo sostenible. ¿Cómo logramos tener  estructuras de mercado?, que no busquen solamente aumentar nuestro bienestar en relación con el acceso a nuevos bienes y servicios, sino cómo lo hacemos de una forma responsable y sostenible. Eso es básicamente el ODS número 12, consumo y producción responsable.

Y, por último, toda la agenda climática. ¿Cómo logramos descarbonizar la economía?, ¿cómo logramos dejar de emitir tantos gases de efecto invernadero?, que están calentando el planeta y que están alterando nuestro clima. Esto es básicamente el ODS 13 que está muy conectado con los acuerdos de la COP21 en París.

CCS: ¿Cómo es el avance actual en miras del cumplimiento de los Objetivos a nivel mundial, a nivel Latinoamérica y a nivel Colombia?

FC: Los avances en términos del cumplimiento de los ODS han sido importantes, especialmente en las dimensiones sociales y económicas. Esta agenda que se aprobó en 2015 y de acuerdo a los datos que hemos venido analizando para el 2019, ya presenta avances importantes en coberturas de servicios básicos, en disminución de las tasas de pobreza, en acceso a salud, en oportunidades de empleo; sin embargo, la dimensión ambiental es donde los retos persisten, seguimos teniendo problemas críticos de calidad del aire en muchas ciudades latinoamericanas, el tema de descarbonización de la economía no está avanzando al ritmo que necesitamos y realmente queremos cumplir los acuerdos de París, así mismo estamos degradando nuestros ríos y océanos. Entonces esa dimensión ambiental tiene un rezago importante en términos de cumplimiento de los ODS.

A nivel de Colombia y la región nosotros hicimos un índice para medir el avance de los países en términos de Objetivos de  Desarrollo Sostenible, medimos el avance de 24 países en América Latina y el Caribe y Colombia se ubica en la posición número 9. Precisamente el país no está más arriba por esa dimensión ambiental en la que tenemos un atraso importante en el ODS 3 y 15, que son los objetivos ambientales, pero también tenemos un rezago importante en términos de crecimiento del PIB, generación de empleo y todo el tema de innovación, ciencia y tecnología.

No estamos gastando lo suficiente en conocimiento y en ese sentido tenemos una desventaja importante, en el sentido del ODS número 9. El cumplimiento es importante, hemos avanzado, pero de aquí a 2030 debemos acelerar el paso si realmente queremos cumplir estos ODS, no solo en Colombia sino también a nivel regional.

CCS: Para acercar el tema de los ODS a los ciudadanos del común, ¿qué estrategias existen?, ¿cómo pueden aportar a los ODS?

FC: Los Objetivos de Desarrollo Sostenible tienen un reto importante en términos de comunicación, son muchos objetivos, muchas metas y no son claros para que todos los ciudadanos los podamos llegar a entender. Yo quiero dar dos ejemplos muy concretos para que entendamos qué son los ODS.

Por un lado, es seguir avanzando en términos de mejoramiento de calidad de vida, queremos tener un mejor transporte, una mejor educación, más acceso a la educación superior (universidades), mejores oportunidades de empleo para poder generar mejores ingresos y todos podemos tener un bienestar mayor. Esto sería como el primer objetivo de lo que son los ODS.

El segundo es tener un planeta, el planeta se está acabando, se está degradando; los límites ambientales del planeta los transgredimos. Estamos viendo cómo nuestras ciudades están declarando emergencias por calidad del aire, nos toca guardar nuestros carros, no podremos salir a la calle porque el aire que está afuera está contaminado. Estamos viendo huracanes en El Caribe con una fuerza devastadora nunca vista, los pisos térmicos del país están cambiando, teniendo afectaciones directas al sector agrícola del país. Deja de ser un tema ambientalista y se convierte en uno de supervivencia, es un tema de donde vivimos, trabajamos, de la obtención de nuestros recursos; entonces los ODS son cuidar nuestro planeta, son cuidar la casa común como dice el Papa Francisco a través de su encíclica Laudato si´. Son acciones de consciencia ambiental, todo lo que hacemos día a día tiene un impacto ambiental, pensemos por ejemplo en lo que almorzamos hoy, esa comida que llegó a nuestro plato lo hizo de manera sostenible o taló bosques, contaminó agua, esos empaques en los que llega después van a terminar en nuestros ríos y océanos.

Los ODS para el ciudadano son consciencia ambiental, son el cómo tomamos acciones cotidianas que conserven el planeta y  contribuyan al cumplimiento de esa agenda.

Ir arriba