Welder,At,Work,In,A,Workshop,For,The,Manufacture,Of

Prevención en los trabajos en caliente

Los trabajos en caliente son aquellas actividades como soldadura, oxicorte, esmerilado, taladrado, entre otros, que involucra la generación de calor, chispas, llamas u otro tipo de fuentes de ignición, capaces de causar incendios o explosiones ante la presencia de atmósferas explosivas generadas por su proximidad a líquidos o gases inflamables. Estas atmósferas pueden presentarse en recipientes que contengan o hayan contenido productos químicos inflamables o productos que por su degradación o por exposición a otras sustancias, temperaturas o factores externos generan atmósferas peligrosas.

Los riesgos de un incendio o explosión durante un trabajo en caliente están relacionados con la potencialidad de tener presentes los tres elementos del triángulo de fuego: oxígeno, combustible y una fuente de ignición.

  • En algunas actividades donde se utiliza oxígeno puro y aumento en su presencia en el área, por tareas simultaneas, fallas o fisuras en las redes de suministro, pueden generar un riesgo mayor de incendios o explosión.
  • Los elementos combustibles pueden presentarse en cualquier estado físico, sólidos cómo madera, plástico, cartón, etc. Líquidos inflamables o gases igualmente inflamables.
  • Una fuente de ignición puede ser generada por una fuente de calor suficiente como para encender un combustible ante una aplicación directa de calor por contacto directo o contacto con chispas proyectadas, como lo son las actividades de soldadura, corte y quema o por una aplicación indirecta que se puede presentar cuando se conduce el calor por una superficie.

Medidas de prevención en los trabajos en caliente

  • En cualquier actividad antes de realizar una intervención se debe hacer una adecuada identificación de los peligros existentes y proceder con la evaluación y valoración de estos. Esta identificación previa permite tener conocimiento sobre las condiciones de riesgo existentes por presencia de materiales, ambientes o condiciones peligrosas en el desarrollo de la actividad. Este reconocimiento inicial permite determinar la existencia de un riesgo de incendio.
  • Para evaluar el grado de riesgo se debe considerar tener resultados de medición de las condiciones ambientales (atmosferas) y verificar los antecedentes de mediciones o registros de control del área donde se desarrollará la tarea. También es necesario tener un claro conocimiento sobre las actividades que se desarrollan en el sitio, productos que se almacenan o que se han almacenado en el área a intervenir, con el fin de identificar la probabilidad de tener atmosferas peligrosas. También es importante conocer si ante la degradación de los productos almacenados también puede presentarse un ambiente explosivo. 
  • Una vez valorados los riesgos se deben definir las medidas de control necesarias para eliminar, minimizar y/o controlar los peligros presentes.
  • Se debe elaborar un permiso para trabajos en caliente para el desarrollo de la actividad con el involucramiento de los ejecutantes de la tarea y de las personas que autorizan la misma, quienes deberán tener la competencia adecuada.
  • En las actividades en caliente de alto riesgo se debe contar con una persona encargada de la supervisión, denominada “guardia de incendios” quien entre sus responsabilidades debe estar atento ante una posible emergencia y activar el respectivo protocolo de respuesta, así como verificar que el área a intervenir se respete una distancia adecuada entre el punto donde se genera la fuente de ignición y los materiales, sustancias o ductos que sean combustibles, así como hacer el monitoreo de ambientes para verificar la presencia de atmosferas explosivas, en cuyo caso no deberá procederse con la actividad que genere ignición.
  • El trabajador que ejecutará la tarea en caliente no deberá proceder sin tener la autorización por parte del supervisor o autoridad del área y deberá inspeccionar personalmente el sitio de trabajo, los equipos y herramientas a utilizar.
  • Verificar que las aptitudes del personal realizador del trabajo sean adecuadas.
  • En caso de presentarse un cambio en las condiciones de trabajo, se deberá detener la actividad y la reanudación del permiso de trabajo se deberá hacer sólo hasta que se verifique que no existen condiciones de riesgo no controlados.
  • El fuego también puede iniciar después de completado el trabajo en caliente. Motivo por el cual es importante que la persona designada como “guardia de incendios” debe permanecer en el lugar por un mínimo de 60 minutos para monitorear fuegos candentes, según NFPA 51B (NFPA, 2021).

Referencias

INSHT. (s.f.). NTP 562: Sistema de gestión preventiva: autorizaciones de trabajos especiales.

NFPA. (2021). Hoja Informativa. Obtenido de Seguridad de trabajos en caliente: https://bit.ly/3FCzdSO

Compartir

Facebook
X
LinkedIn

Noticias relevantes

Atrapamiento con recogedor de fardos

Trabajo que realizaba Jesús era un peón agrícola de 33 años y llevaba unos meses contratado en una pequeña empresa agrícola como operario de recolección