Como evitar las caídas al mismo nivel

Cómo evitar las caídas al mismo nivel

Las caídas al mismo nivel representan una amenaza significativa debido a diversos factores que pueden comprometer el equilibrio, como superficies irregulares o resbaladizas. Estas situaciones peligrosas pueden surgir en cualquier sector de actividad, ya que la presencia de suelos resbaladizos, pavimentos estrechos o irregulares aumenta el riesgo de tropiezos y resbalones. Es crucial reconocer la importancia de abordar este problema, ya que las caídas al mismo nivel son frecuentes y conllevan consecuencias potencialmente graves.

La relevancia de abordar las caídas al mismo nivel son frecuentes y pueden tener consecuencias importantes, sea cual sea el sector de la actividad.  Las causas principales del paro laboral en el sector de la construcción son: la manipulación manual, el manejo de herramientas y los riesgos de caídas en altura y al mismo nivel.

Los daños que pueden producirse son lesiones como heridas, contusiones, rozaduras, torceduras, luxaciones o bien, lesiones graves como fracturas, en función del tipo de caída. 

¿Cómo prevenir las caídas al mismo nivel?

Para evitar las caídas al mismo nivel es necesario, en la medida de lo posible, eliminar el peligro o sensibilizar a los empleados con señales, carteles y pegatinas para que adviertan del mismo.

Es esencial que evites las zonas oscuras mejorando la iluminación de tu empresa y señalizando escaleras, superficies inclinadas y obstáculos temporales.

Factores de riesgo

  • Posibilidad de presencia de suelos húmedos (en labores de limpieza, pequeños derrames o fugas).
  • Tropiezos con obstáculos (mobiliario, cableado…) principalmente en áreas o lugares con gran densidad de equipos de trabajo.
  • Irregularidades en el suelo (baldosas levantadas, juntas mal acabadas, tapas de alcantarillado o desagües rotos, discontinuidades del suelo, desniveles…)

Medidas preventivas ante las caídas al mismo nivel

  • Mantener las zonas de circulación y las salidas convenientemente señalizadas y libre de obstáculos para facilitar el paso simultáneo de personas y de los equipos de transporte de cargas.
  • El orden y la limpieza son un factor clave. Recoge todas las herramientas y el material al finalizar la jornada y deposita los desperdicios en recipientes adecuados.
  • Cuando sea necesario, las zonas de los lugares de trabajo en los que exista riesgo de caída, de caída de objetos o de contacto con elementos agresivos, deberán estar claramente señalizadas.
  • Prestar atención a los desniveles e irregularidades del suelo, extremando la precaución en los desplazamientos por suelos o superficies mojadas.
  • Eliminar con rapidez los derrames, vertidos, manchas de grasa o aceite y demás residuos. Las operaciones de limpieza no deberán constituir una fuente de riesgo, realizándose en los momentos, forma y con los medios más adecuados.
  • Si la iluminación es insuficiente, hacer uso de medios auxiliares y comunicar la situación para corregirla.
  • No tender cables, conducciones o mangueras al nivel del suelo de la zona de trabajo.
  • En relación con las puertas: las puertas transparentes deberán tener una señalización a la altura de la vista. Las puertas de vaivén constarán de partes transparentes que permitan la visibilidad de la zona a la que se accede.

Medidas preventivas en el puesto de trabajo

  • Mantener la atención en los desplazamientos, evitando distracciones y prisas que puedan provocar un accidente.
  • En el transporte manual de materiales, evitar la obstaculización de la visibilidad del recorrido con la carga.

Equipos de protección individual para evitar caídas al mismo nivel

  • En general, utilizar ropa y calzado adecuados al trabajo que se realiza (calzado de seguridad con puntera reforzada en la manipulación de materiales, botas impermeables en espacios inundados, etc.) y mantenerlos en buen estado.
  • El calzado deberá ofrecer un apoyo estable al trabajador, impidiendo su deslizamiento.
  • En particular, cuando sea imprescindible el tránsito por suelos mojados o resbaladizos, se deberá hacer uso de un calzado resistente, con tacón bajo y suela de goma antideslizante para ofrecer un apoyo estable al trabajador.

Referencias

Compartir

Facebook
X
LinkedIn

Noticias relevantes

Atrapamiento con recogedor de fardos

Trabajo que realizaba Jesús era un peón agrícola de 33 años y llevaba unos meses contratado en una pequeña empresa agrícola como operario de recolección