Cómo protegerse y proteger a los demás

Protege a los miembros de la familia

Es posible que algunos miembros de tu familia deban seguir tomando medidas para protegerse del COVID-19, por ejemplo:

  • Cualquier persona que no esté totalmente vacunada, incluidos los niños menores de 5 años que todavía no son elegibles para vacunarse contra el COVID-19.
  • Las personas con el sistema inmunitario debilitado o afecciones subyacentes.

Lo que necesita saber

  • Si tienes la vacunación completa contra el COVID-19, ya diste el primer paso para protegerte y proteger a tu familia, y reanudar muchas de las actividades que realizabas antes de la pandemia.
  • Para maximizar la protección contra el virus que causa el COVID-19 y prevenir la posible propagación a otras personas, usa una mascarilla en espacios públicos cerrados si estás en un área con transmisión sustancial o alta.
  • El uso de mascarilla es sumamente importante si tienes el sistema inmunitario debilitado o si, por tu edad o debido a una afección subyacente, tienes mayor riesgo de enfermarte gravemente, o si algún miembro de tu hogar tiene el sistema inmunitario debilitado, corre mayor riesgo de enfermarse gravemente o no se ha vacunado. Si te compete o a algún miembro de tu hogar, puedes optar por usar mascarilla más allá del nivel de transmisión en su área.

¿Cómo puedo proteger a mis familiares que no están vacunados?

Estas son las mejores formas de proteger a tus familiares no vacunados, incluidos los niños, que todavía no pueden vacunarse:

  • Ve a vacunarte. Las vacunas contra el COVID-19 reducen el riesgo de contraer el COVID-19 para las personas y también puede reducir el riesgo de que lo transmitan.
  • Procura que todos los miembros de tu familia de 5 años de edad o más se vacunen contra el COVID-19.
  • Usa una mascarilla.
    • ​​​​​​​Para maximizar la protección contra el virus que causa el COVID-19 y prevenir la posible propagación a otras personas, haz que todos los miembros de tu familia, incluso quienes están vacunados, usen una mascarilla en espacios públicos cerrados si están en un área con transmisión sustancial o alta.
    • Puedes optar por que todos sus familiares, incluso los que están vacunados, usen una mascarilla en espacios públicos cerrados más allá de los niveles de transmisión en su área.
    • Los familiares que no están vacunados, incluidos lo niños de 2 años de edad o más, deben usar una mascarilla en todos los espacios públicos cerrados.
      • Para dar el ejemplo, tu también deberías optar por usar mascarilla.
      • Los niños menores de 2 años de edad NO deben usar una mascarilla.

¿Cómo protejo a un familiar que tiene una afección o toma medicamentos que debilitan su sistema inmunitario?

  • Las personas que tienen alguna afección o que toman medicamentos que debilitan el sistema inmunitario posiblemente NO estén protegidas, incluso si tienen la vacunación completa. Deberían seguir tomando todas las medidas de precaución recomendadas para las personas no vacunadas, como usar una mascarilla que se ajuste bien a la cara, hasta que su proveedor de atención médica le indique lo contrario.
  • Si vive con una persona que tiene el sistema inmunitario debilitado o que corre mayor riesgo de enfermarse gravemente, puede optar por usar una mascarilla en todos los entornos públicos cerrados, más allá del nivel de transmisión en su área.

Opta por actividades más seguras para tu familia.

  • Las actividades al aire libre son más seguras que las que tienen lugar en espacios cerrados. Si estás en un lugar cerrado, elige uno bien ventilado, por ejemplo un ambiente con las ventanas abiertas, y sepa cuándo usar una mascarilla.
  • Evita las actividades que dificultan mantener una distancia de 2 metros de otras personas.
  • Si tu familiar es menor de 2 años de edad o no puede usar una mascarilla, limita los encuentros con personas que no están vacunadas o cuyo estado de vacunación desconoce, y mantén distancias entre tu hijo y otras personas en espacios públicos.

Medidas importantes de desacelerar la propagación del COVID-19

Toma más medidas:

El uso de una mascarilla que cubra su boca y su nariz es obligatorio en aviones, autobuses, trenes y otros medios de transporte público, en centros de transporte cerrados como aeropuertos y estaciones. No es obligatorio que los viajeros usen mascarilla en zonas abiertas del medio de transporte (como áreas de cubierta al aire libre).

Evita las grandes aglomeraciones y los espacios mal ventilados

  • Estar en lugares con muchas personas como restaurantes, bares, gimnasios o cines aumenta su riesgo de contraer COVID-19.
  • En lo posible, evita los espacios cerrados donde no hay circulación de aire fresco del exterior.
  • Si estás en un espacio cerrado, procure incorporar aire desde el exterior al abrir puertas y ventanas siempre que sea posible.

Hazte una prueba para prevenir la propagación

  • Una prueba de detección puede aportarte información sobre su riesgo de propagar el COVID-19.
  • Puedes elegir entre diferentes tipos de pruebas.
  • Más allá del tipo de prueba que elijas, un resultado positivo en la prueba de detección significa que está infectado y deberías aislarte e informar a tus contactos cercanos para evitar contagiar a otras personas.
  • Las pruebas caseras de venta libre le permiten hacerse una prueba en casa o en cualquier otro lado, son fáciles de usar y los resultados son rápidos. Cualquier persona puede hacerse una prueba casera, más allá de que esté vacunada o no, tenga o no síntomas.
  • Evalúa hacerte una prueba casera antes de sumarte a un encuentro en un espacio cerrado con otras personas que no viven en tu hogar.
    • Una prueba casera con resultado positivo significa que está infectado y debe evitar los encuentros en espacios cerrados para reducir el riesgo de propagar la enfermedad a otras personas.
    • Una prueba casera con resultado negativo significa que podría no estar infectado. Para tener mayor seguridad, puede volver a hacerse la prueba al menos 24 horas después de la primera.
    • Consulta a tu proveedor de atención médica si necesitas ayuda para interpretar los resultados de tu prueba.

Lávate las manos frecuentemente

  • Lávate las manos con frecuencia con agua y jabón por al menos 20 segundos, especialmente después de haber estado en un lugar público, o después de sonarse la nariz, toser o estornudar.
  • Es de suma importancia lavarte las manos:
    • Antes de comer o preparar la comida
    • Antes de tocarse la cara
    • Después de ir al baño
    • Después de salir de lugares públicos
    • Después de sonarse la nariz, toser o estornudar
    • Después de manipular su mascarilla
    • Después de cambiar pañales
    • Después de cuidar a una persona enferma
    • Después de tocar animales o mascotas
  • Si no dispones de agua y jabón, usa un desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol. Cubre toda la superficie de las manos y frótelas hasta que las sienta secas.
  • Evita tocarte los ojos, la nariz y la boca sin antes lavarse las manos.

Cúbrase la nariz y la boca al toser y estornudar

  • Si tienes una mascarilla puesta: puedes toser o estornudar en tu mascarilla. Colócate una mascarilla nueva y limpia lo antes posible y lávate las manos.
  • Si no tienes puesta una mascarilla:
    • Siempre cúbrete la boca y la nariz con un pañuelo desechable al toser o estornudar, o hazlo en la parte interna del codo y no escupa.
    • Bota los pañuelos desechables usados a la basura.
    • Lávate las manos inmediatamente con agua y jabón por al menos 20 segundos. Si no dispones de agua y jabón, límpiate las manos con un desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol.

Limpia y desinfecta

  • Limpia las superficies de alto contacto de manera regular o según sea necesario y después de recibir visitas en tu casa. Esto incluye las mesas, las manijas de las puertas, los interruptores de luz, los mesones, las barandas, los escritorios, los teléfonos, los teclados, los inodoros, los grifos, los lavamanos y los lavaplatos.
  • Si hay una persona enferma o tiene un resultado positivo en la prueba de detección del COVID-19, desinfecte las superficies que se tocan con frecuencia.

Monitorea tu salud todos los días

  • Debes estar atento a la aparición de síntomas:
    • Aparición de fiebre, tos, dificultad para respirar u otros síntomas del COVID-19.
    • Controla tu temperatura si presenta síntomas.
    • No controle tu temperatura dentro de los 30 minutos posteriores a ejercitarse o después de tomar medicamentos que podrían reducir tu temperatura, como el acetaminofeno.
    • Sigue la guía de los CDC si presentas síntomas.
  • Controlar tu salud para detectar síntomas es particularmente importante si debes hacer trámites, ir a la oficina o a su lugar de trabajo, y en entornos donde puede ser difícil mantener una distancia física de 2 metros.

Fuente: Centros para el Control y la Prevención de >Enfermedades – CDC.

Ir arriba