OIT pide prioridad máxima para la seguridad y salud en el trabajo en América Latina y el Caribe

 La OIT destacó hoy la necesidad de pasar de los compromisos a la acción para promover la seguridad y salud en el trabajo en los países de América Latina y el Caribe, con el fin de enfrentar el desafío sin precedentes por los contagios de COVID-19.

Representantes de gobiernos, de organizaciones de empleadores y de trabajadores, y especialistas en seguridad y salud laboral, participaron hoy de un gran encuentro virtual regional convocado bajo el lema #NoContagiemosAlEmpleo, durante el cual se destacó la necesidad de invertir más para prevenir mejor y tener sociedades más resilientes.

“Hoy mas que nunca debemos transformar nuestro compromiso en acción, nuestro trabajo en resultados y nuestras ideas en respuestas eficaces e inmediatas”, dijo el Director de la OIT para América Latina y el Caribe, Vinícius Pinheiro, al considerar que “en este momento la inacción es complicidad”.

La Primera Ministra de Barbados, Mia Mottley, y el Presidente de República Dominicana, Luis Abinader, enviaron mensajes sobre su compromiso para mejorar los sistemas de seguridad y salud en el trabajo a la reunión virtual por el Día Mundial, que se celebra cada año el 28 de abril.

En el encuentro también participaron los ministros del Trabajo Colin Jordan de Barbados, Pablo Mieres de Uruguay, Ángel Custodio Cabrera de Colombia, Luis Miguel De Camps García-Mella, de República Dominicana, y Carla Bacigalupo de Paraguay.

Además hubo representación de las organizaciones de empleadores y de trabajadores, encabezadas por Cícero Pereira da Silva, Secretario de Políticas Sociales de la Confederación Sindical de las Américas (CSA) y Alberto Echavarría, Representante de la Organización Internacional de Empleadores (OIE).

“Este 28 de abril tiene una connotación muy especial”, dijo Pinheiro al iniciar el encuentro. Recordó que desde que se inició hace poco más de un año la pandemia ha costado a la región cerca de un millón de vidas, ha destruido 26 millones de puestos de trabajo, y ha provocado el cierre de numerosas empresas.

La crisis sanitaria, social y económica por COVID-19 “es la realidad de millones de personas en la región”, agregó al destacar que “no es posible que después de todo lo que hemos vivido no se produzca un reordenamiento total de prioridades y que la seguridad y salud en el trabajo no sea elevada a la prioridad máxima”.

“Hacemos un llamado para tomar acciones muy ambiciosas, acciones de impacto basadas en diálogo social efectivo y eficaz para implementar soluciones innovadoras”, dijo Pinheiro tras alertar que “después de esta crisis el lugar de trabajo nunca sera el mismo, pues allí se librará una de las luchas mas importantes para que evitar los contagios”.

El evento, que fue moderado por la periodista colombiana Claudia Palacios, también contó con intervenciones de Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Karen Gordon-Boyle, Oficial de Programa, Sector de Desarrollo en Salud, Comunidad del Caribe (CARICOM), Julietta Rodriguez-Guzman, Asesora Regional en Salud de los trabajadores de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), y Frida Marina Fischer, Miembro del Consejo de la Comisión Internacional de Salud Ocupacional (ICOH).

Una nota técnica preparada por la Oficina Regional de la OIT para este evento destacó la relevancia de las estrategias y políticas de seguridad y salud a medida que se logra una recuperación después de la crisis sanitaria.

“La reactivación productiva y la recuperación económica dependerán significativamente del estricto cumplimiento de las medidas de prevención y protección frente a este riesgo biológico a fin de evitar nuevos contagios y rebrotes que pongan en peligro la salud y la vida, así como las estrategias de recuperación”, dice el documento.

La Oficina Regional de la OIT informó que en este escenario, lanzó una Iniciativa Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo, con el objetivo de posicionar a la SST como eje de las políticas de reactivación productiva y de recuperación económica post-pandemia COVID-19 en América Latina y el Caribe.

La Iniciativa cuenta con tres componentes, alrededor de los cuales se están promoviendo diversas actividades que se extenderán durante el año 2021:

    1. Promover el diálogo social sobre el marco normativo de la OIT, así como el perfeccionamiento y actualización de las legislaciones nacionales y el fortalecimiento de la capacidad institucional y del diálogo social en materia de SST;
    2. Elaborar, difundir y suministrar a los constituyentes instrumentos de gestión preventiva en el lugar de trabajo;
    3. Estimular la comunicación, investigación y alianzas orientadas hacia el fortalecimiento de la SST a nivel regional.


Fuente: Organización Internacional del Trabajo

Ir arriba